jueves, 16 de agosto de 2018

El Pichi



El Pichi, o simplemente Pichi, primera de sus estrofas, es una canción que forma parte de la revista musical española Las leandras, estrenada en Madrid en 1931.

Incluido en el primer acto de la revista,1​ se trata de un chotis que es interpretado por el personaje femenino principal de la obra (Celia Gámez en el estreno), pero ataviada de hombre. Concretamente del prototipo de chulo madrileño.

La letra, en síntesis, se refiere al modus vivendi de un hombre dominante para con las mujeres que le rodean, rayando el proxenetismo​ y la violencia de género​ ("Pichi es el chulo que castiga... Pero yo que me administro, cuando alguna se me cuela como no suelte la tela dos morrás la suministro que atizándoles candela yo soy un flagelador…," reza la letra).​ Circunstancias éstas que, sin embargo, no eran objeto de oprobio social en la España del primer tercio del siglo XX e incluso cabía la parodia simpática, como es el caso. Se trata pues de un reflejo del machismo dominante en aquella sociedad.

A lo largo de la canción se hace mención de los límites que fijan la zona de acción del protagonista de la canción, que van desde el Portillo de Embajadores hasta la Arganzuela.

El tema alude a Victoria Kent, en aquel momento directora general de prisiones y primera mujer en la historia de España que ocupaba un cargo de responsabilidad en la Administración. Durante el franquismo, la alusión a Victoria Kent fue censurada en la letra de la canción y sustituida por la expresión un pollito bien.

Fue tal el éxito de la canción que, en la época, se llegó a fabricar un muñeco de El Pichi para los niños.​

El éxito de la canción derivó en que por analogía comenzó a llamarse Pichi a la prenda de vestir utilizada por la intérprete. Hasta el extremo de que el término ha sido adoptado por el Diccionario de la Real Academia Española.

La excelente acogida de la canción entre el público de la época, propició que se compusiera una suerte del spin-off titulado La mujer del Pichi, con música de Alonso y letra de J. Soriano para Celia Gámez y que se publicó por primera vez en 1932.

Interpretada por primera vez por Celia Gámez, también ha sido cantada, entre otras, por Laura Pinillos (1932, en el estreno de Las leandras en Barcelona), Sara Montiel (1961, en la película Pecado de amor), Rocío Dúrcal (1969, en la versión cinematográfica de Las leandras), María José Cantudo (1969, en el re-estreno de Las leandras), Paloma San Basilio (1985, en la versión de Las leandras para televisión en el espacio La comedia musical española), Lina Morgan y Miriam Díaz-Aroca y Rosa López (ambas en el talent show Tu cara me suena, en 2011 y 2017 respectivamente).



Letra

Pichi
es el chulo que castiga
del Portillo a la Arganzuela,
porque no hay una chicuela
que no quiera ser amiga
de un seguro servidor ...

¡Pichi!
pero yo que me administro,
cuando alguna se me cuela,
como no suelte la tela,
dos morrás la suministro;
que atizándolas candela
yo soy un flagelador.

Chulas

Pichi
es el chulo que castiga
del Portillo a la Arganzuela,
que no quiera ser amiga
porque es un flagelador.

Pichi

¡¡Pichi!!
No reparo en sacrificios:
las educo y estructuro
y las saco luego un duro
pa gastármelo en mis vicios,
y quedar como un señor.

Chulas

Me has trastornao,
¡Eres un sol!
Pónme un chalet,
dame un renard,
cómprame un Roll.

Pichi:

Anda, y que te ondulen
con la permanén,
y pa' suavizarte
que te den col-crém.
Se lo pués' pedir
a Victoria Kent,
que lo que es a mí,
no ha nacido quién.
Anda, y que te ondulen
con la 'permanén',
y si te sofocas
¡tómalo con seltz!

Chulas

Eres, Pichi, para mí
de lo que no cabe más,
y yo sé de algunas por ahí
que van desesperás
detrás de ti.

Pichi

¡Pero, a mí, no!
porque de nén!
¡Bueno soy yo!

Chulas

Anda, y que te ondulen
con la 'permanén',
y pa suavizarte
que te den 'col-crém'.
Se lo pués pedir
a Victoria Kent.

Pichi

Que lo que es a mí,
no ha nacido quién.

Todos

Anda, y que te ondulen
con la 'permanén',
y si te sofocas
¡tómalo con seltz!